Las discusiones en las Mesas de Juego

Otra Pequeña Historia

Hola a todos, me gustaría contar una pequeña historia, para la reflexión nada mas, es simplemente eso pero ....

Había una familia muy numerosa en la que todos tenian su labor, su tarea, todo funcionaba mas o menos bien. Ya saben, muchos para opinar, muchos para querer, muchos para discutir, pero al final todo se solucionaba.

Cada cual entendía que no podia ganar siempre y así la armonia volvia a la gran familia.

Un día dos de los hermanos, los que mejor se habían llevado, emprendieron una discusión sin mucho sentido, la cual los llevó a los dos hermanos a dividirse. Se hacen dos bandos y cada uno de ellos intenta tener el mayor apoyo posible de la familia. Para ello no escatiman en usar a los demás, ni en enfrentarse a todo aquel que no esté de su lado.

Uno lo hace con descaro, el otro con más sutileza, pero al final ambos quieren lo mismo, tener la razón y que los demás se las den, y demostrar que la tienen es su objetivo.

La madre ya no sabia que hacer para tratar de parar esa guerra absurda, lo había intentado todo, desde el diálogo hasta el castigo, todo sin éxito.

Así que tomó una decisión, reunió a toda la familia y les habló. Les dijo: hijos me duele tener que decirles esto de sus hermanos mayores, pero necesito que esto acabe.

Uno de los hijos pregunto: y como podemos hacer?

Su madre sin dudar le responde: la única cosa que nos queda es el silencio,

El silencio? dijo otro hijo.

Si el silencio, no hay nada más eficaz que el silencio. Cuando ya nadie te escucha ya no hay nada por que pelear, pues a quien vas a convencer o a quien vas a utilizar?. Tu guerra se acaba y tu enemigo se agota.

Así que esto fue lo que hicieron. Pasaron días en los que los dos hermanos siguieron peleando entre ellos, pero ya no tenía la misma emoción. A nadie le importaban sus azañas o palabras, se convirtieron en dos personajes a los que nadie atendía y todos dejaban de lado.

Pasó el tiempo y nuevamente la familia se unió. Todos volvieron a su rutina y la razón fué para quien no habló, para quien no participó. La guerra terminó y el silencio ganó.

Y esta historia también tiene moraleja: Las mayores guerras de la historia se han realizado en nombre de Dios, de la libertad o del amor y la amistad. No seamos bélicos ya que la razón y la verdad son curiosas...sirve para todos según se esté en un lugar u otro, la tienen unos u otros según los puntos de vista, por eso no peleemos para darsela a nadie, solo hagamos silencio y pronto todo volverá a la normalidad

Bueno, que yo digo y si ante una disputa en Pokermac nos callamos todos de una vez?

Un saludo y un placer, nos vemos en las mesas para jugar poker y reir, que ya sabeis que la risa es muy buena, muy sana y gratis como Pokermac