Un Camino y Un Lugar

¿Pero estas seguro que este es el camino?, ¿el camino que nos llevara al mejor destino?

Sin vacilar ni un solo momento su  explorador compañero de viaje le responde:

¿Crees que los caminos de verdad te pueden llevar a malos sitios según cuales tomes?

Pues claro, no es lo mismo ir hacia un pedregal que sube hacia las montañas que ir hacia un sendero llano y abierto de maleza y bosque.

Quizás tengas razón, pero sin duda creo que este camino aunque parece un poco abrupto y poco recomendable nos llevara a buen puerto.

¿Y por que crees que eso va a ser cierto?

Hombre cada vez que nos hemos encontrado con alguien que iba en la misma dirección que nosotros,  ha sido muy amable y parecía que sabían bien su destino.

No se, sigo sin tenerlo claro, me parece que vamos hacia un abismo sin perdida, no veo el claro en el horizonte; Creo que esta apuesta nos va  a salir cara.

Las palabras de su compañero hicieron dudar durante un tiempo al caminante, que parecía tan seguro de si mismo como de su destino, pero después de una larga caminata aprovecharon para repostar fuerzas y rehogar las gargantas sedientas.

Poco después reiniciaron el camino, paso a paso, aliento a aliento y poco a poco se iban acercando a su destino final.

Mientras tanto su intrigado compañero seguía barruntando donde les llevaría aquel camino tan intrigante e inseguro.

Así que después de un buen rato pregunto a su amigo y caminante compañero:

¿Sigues pensando que esta era la mejor opción de todas?

La verdad seguro no estoy, pero mi experiencia y mi intuición de haber estado en muchos lares en esta vida, me dice que esta vez vamos por el sitio adecuado, que no nos equivocamos, que llegaremos al sitio deseado.

Después de interceptar varios cruces, después de pasar por bastantes moradas, al final decidieron quedarse en una, parecía cómoda y agradable, después de un día de larga caminata, era precisamente lo que buscaban, además ya estaban cansados  y no era cuestión de buscar mas sitios donde morar por unas horas.

A la mañana siguiente después de un buen y suculento almuerzo , decidieron dar una vuelta por aquel lugar, quisieron impregnarse del ambiente que allí se desprendía.

Pasaron la mañana y la tarde y decidieron mientras cataban un buen trago de vino que aquel era un buen sitio, que iban a quedarse una temporada, el sitio era agradable y había muy buena gente, eran amables y sobre todo desprendían gran generosidad.

Pasaron las semanas y pasaron los meses y allí seguían, mezclados con los lugareños como unos mas, no volvieron a pensar si aquel camino les iba a llevar a algún sitio extraño y complicado, sin duda habían llegado al sitio que soñaron siempre, donde solo el hecho de estar allí ya les convertía en unos mas del lugar, también ellos se habían convertido en lugareños con el tiempo y eso los agarro para siempre.

PD: Si este también tiene moraleja, jejejejej, si mis cuentas no me salen mal este es mi post (foro de poker) numero 100 y después de tanto leer y escribir sin duda puedo decir que ya soy un lugareño, y vosotros?

Espero que también.