El All-in Toda una Estrategia

El all-in en término de poker significa jugar todas las fichas en una mano.

Hacer un All-in es toda una estrátegia, y debería utilizarse solo en ocasiones en que una mano de poker lo amerite, y aunque los jugadores (sobre todo jugando poker gratis) suelen hacer abuso del All-in, el uso del mismo es todo un arte que bien utilizado puede ser de gran provecho.

Sin importar el par de cartas que nos haya tocado en suerte, si las condiciones se prestan, es posible hacer un all-in con cartas pésimas. Pero ¡cuidado! Hay que estar muy atentos a las condiciones adecuadas para lanzarse a la aventura de un all-in, considerando que si uno pierde, queda fuera del juego. A continuación, varios consejos útiles para jugar exitosamente esta estrategia del póquer.

  1. No es necesario tener un montón de fichas para hacer all-in. Si ganas, retirarás del bote lo que apostaste, pero si pierdes, quedarás fuera del juego. Por ejemplo, si tu resto de fichas equivale a $40 y en el pozo hay 200, retiras 40 y tu contrincante 160, luego de que el declinó tu apuesta cuando jugaste al all-in. (a esto se lo suele llamar side pote)
  2. Si uno está seguro de tener una buena mano, es excelente momento para jugar un all-in, porque el resto de jugadores pensará dos veces antes de nivelar apuestas, especialmente si no van muy gananciosos.
  3. Si uno es de esa clase de jugadores que espera a tener una excelente mano para apostar, los jugadores más experimentados lo tendrán muy en cuenta al momento de hacerlo ellos también, y mucho más si el jugador tímido se lanza al ruedo con un all-in. Es obvio que si un jugador es pasivo y repentinamente lo juega todo, no está faroleando: habla muy en serio y lo sensato es retirarse. Conclusión: No es conveniente dejarse conocer como jugador pasivo.
  4. Es imprescindible analizar a todos aquellos que tengan pocas fichas o, al contrario, a los que vayan ganando, porque ambos tipos de jugadores no tienen mucho que perder, en especial los que tienen pocas. En casos como éste, no puedes farolear, porque con seguridad tendrás quien nivele tu apuesta y te saque del juego, porque el o los que tienen pocas fichas puede también hacer all-in y dejarte fuera,

En todos los casos, (como lo hemos repetido en infinitos artículos publicados) es de suma importancia observar los hábitos de juego de tus contrincantes, antes de hacer un all-in, de modo que esa información sirva de apoyo al momento de tomar una decisión. 

Por último, no es muy sensato retar a un jugador activo que ha tenido una buena noche y le sobran fichas, jugando todas tus fichas restantes, porque de seguro aceptará la apuesta con mucho gusto y te dejará fuera del juego.