Controla tus Emociones Jugando Poker

El poker es un juego de fuertes emociones en en el cual en muchas ocasiones logran controlar nuestra razón.

Sentir fastidio, ansiedad, malestar o disconformidad ante el movimiento de un oponente o un bad beat bien jugado, son cosas habituales dentro de una partida de poker.

Los nervios suelen estar presente durante una partida en casi todos los jugadores de poker y aquel jugador que manifiesta no sentir miedo o nervios en la mesa de poker, en principio miente. En todo caso, el asunto no es “no sentir” miedo, sino saber controlarlo. O mejor aún, disimularlo.

Este sentimiento es facilmente disimulable en las mesas de poker online desde la comodidad de nuestro hogar, pero muy complicado en las mesas de poker en vivo. De hecho, muchos jugadores profesionales como amateurs podrán coincidir en que las emociones más poderosas  pueden abrumar a cualquier apostador en una situación tensa en la mesa de póker.

Las razones de no poder controlar nuestras emociones en una mesa de poker (ya sea en vivo o incluso en algún torneo online) puede uno encontrarlas en varios motivos, desde la cantidad de fichas apostadas hasta en el temor de perder el honor o dañar el propio orgullo frente a una apuesta agresiva del rival.

Estos sentimientos, como cualquier reacción primaria del hombre, son involuntarios. No puede evitarse pero si disimurlase y hacerlos menos intenso con la practica y la experiencia.

Por eso, en las mesas de poker solo es más valiente aquel que sabe disimular mejor sus miedos o controlar mejor sus emociones.

Algunas estrategias para controlar las emociones en las mesas en vivo

  • Es importante jugar despejado, practicar deporte o evitar consumir alcohol y sustancias excitantes antes y durante la partida puede ser una buena idea.
  • Moderar las expresiones faciales en la mesa de póker para evitar que ellas sean interpretadas por otros jugadores. La ropa en estos casos puede ayudar mucho, muchos jugadores recurren a lentes de sol, capuchas y sombreros que bien pueden ayudarlos a disimular los gestos inconscientes.
  • No mirar largamente nuestras fichas u oponentes. Especialmente despues del flop, pues tal meditación a menudo delatará indecisión y probablemente, nuestros rivales puedan traducir esa indecisión.
  • Evitar gestos bruscos. Por ejemplo no girar la cabeza en dirección opuesta al flop o a la carta comunitaria que haya salido en medio de una ronda importante.
  • No mirar largamente nuestras fichas u oponentes. Especialmente despues del flop, pues tal meditación a menudo delatará indecisión y probablemente, nuestros rivales puedan traducir esa indecisión.
Es fundamental saber cómo lidiar con la tensiones que se producen en la mesa. No solo porque el miedo y la ansiedad pueden doblarse sino porque tambien con la experiencia puede emplearse en nuestro beneficio.

Fuente: Amelio Luna



«Mentalidad de PokerEn que consiste el poker »